lunes, 12 de noviembre de 2007

Respuestas de Ignacio Ramonet a las preguntas de los lectores de la BBC

"NO PODEMOS SEGUIR VIVIENDO EN UN MUNDO DONDE MÁS DE LA MITAD DE LA HUMANIDAD VIVE EN LA MISERIA"

Ignacio Ramonet, director de la publicación Le Monde Diplomatique, ha sido durante décadas una de las voces más elocuentes y más claramente identificadas en los medios internacionales con la izquierda. Y su último libro, "Cien horas con Fidel", es tan polémico como los anteriores.
Ramonet respondió a las preguntas de los lectores sobre su libro, su defensa del mandatario venezolano, Hugo Chávez, y el motivo de su identificación temprana con la izquierda.
Uno de los fundadores del Foro Social Mundial y creador de la frase "otro mundo es posible", asegura además que "no podemos seguir viviendo en un mundo donde más de la mitad de la humanidad vive en la miseria".
Ramonet estuvo en Londres invitado por el Instituto de Estudios sobre Cuba de la Universidad Metropolitana.
--------------------------------------------------------------------------------
Vemos en Venezuela a un hombre que no ayuda a los pobres, sino que los utiliza con migajas para subsidiarlos, no para que progresen, con la renta petrolera que se usa incluso para subsidiar a países ricos. ¿Cómo justifica usted este exabrupto de nuestro gobernante?
Juan Felix Méndez, Venezuela
Hay pobreza en Venezuela, pero menos pobreza actualmente, hay estadísticas muy serias por institutos estadounidenses que indican que en los últimos ocho años la pobreza ha bajado de casi 47% a 36%.
A 37% según declaraciones del presidente Chávez el año pasado, pero aún así son muchos pobres en un país que tiene un recurso que ha subido tanto en los mercados internacionales.

Son muchos pobres, pero es el primer mandatario que hace bajar ese número de pobres de una manera tan importante. Este país tenía la misma riqueza petrolera durante decenios sin que fuera en beneficio de la población. El presidente Chávez ha construido una red de escuelas, dispensarios médicos en todas partes, todo el país es en estos momentos una gran obra pública.
No deja de sorprender que el presidente Chávez ha dado combustible barato incluso a ciudadanos de países desarrollados, como a los residentes de Londres y del Bronx en Nueva York. Eso a muchos en Venezula debe molestarle.
Sí, evidentemente, pero también es una señal de solidaridad con la idea de que hay muchos pobres en el mundo, y la riqueza de Venezuela puede servir en muy pequeña parte, son señales muy modestas que se envían de internacionalismo hacia poblaciones necesitadas.
Pero solidaridad con dinero que no pertenece al Sr. Chávez, sino al pueblo venezolano
Claro, pero quien dice que pertenece al pueblo venezolano es Chávez, porque antes en realidad pertenecía esencialmente a una empresa que era PDVSA que consideraba que con esa riqueza tenía que especular o colocar ese dinero, que no aprovechaba a la población. El precio del petróleo ha subido en parte gracias a la estrategia de la OPEP en la cual las iniciativas venezolanas han tenido una responsabilidad importante.
Lo invito a dejar su vida parisina, vaya un año a un barrio pobre de Caracas y hágase opositor al gobierno para que vea a quien le llegan los petrodólares
Valeria, Caracas
¿Cómo puede usted emitir opiniones sobre Venezuela basado únicamente en la visión oficialista? Lo invito a ver la realidad de cerca, gustosamente me ofrezco a mostrársela.
José Francisco López, Venezuela

Por circunstancias de mi propia existencia profesional y personal, Venezuela es un país que conozco hace decenios, he conocido grandes escritores venezolanos como Miguel Otero Silva, Arturo Uslar Pietri, he estado en los barrios, conozco no sólo la Venezuela del presidente Chávez sino del presidente Carlos Andrés Pérez, he tenido muchas conversaciones con él, y veo la diferencia.
He ido por esos barrios de Caracas y otros lugares y he estado viendo las transformaciones positivas, he visto mucha gente salir de una situación de abandono, de marginalización, de no reconocimiento de su ciudadanía.
Que esas personas que se plantean esas preguntas, se pregunten también si ellas mismas han ido a esas barriadas a ver las transformaciones que están ocurriendo en el plano escolar, médico, las clínicas que están cuidando los dientes de muchas personas que nunca habían visto un dentista en toda su vida.
Pero podría decirse que estan transformaciones han tenido un alto costo. A muchos preocupa profundamente por ejemplo que el presidente Chávez haya planteado la necesidad de introducir cambios a la Constitución y se plantea la posibilidad de una reelección indefinida, o que la Asamblea Nacional esté controlada totalmente por partidarios del presidente Chávez. Para algunos eso no es democracia, especialmente al haber cada vez menos voces opositoras tras el cierre o no renovación de la licencia de RCTV

Primero, al presidente Chávez se le acusa de todo, y en particular de no ser demócrata, desde que llegó al poder, muy bien elegido, por primera vez en diciembre del 98. Segundo, si en la Asamblea Nacional la oposición no está presente es porque la oposición decidió no presentarse, fue un error político grave.
Por otra parte, si se introduce en la Constitución la no limitación del mandato, eso lo tienen siete países europeos. En Francia hubo un referéndum para modificar la Constitución hace tres años y ahora no hay limitación de mandato. Nadie puede decir que el presidente Sarkozy es un dictador.
Y en cuanto a los medios, la mayoría de los medios son medios hostiles al presidente Chávez.
Pero cada vez quedan menos de esas voces

Porque no se renovó la licencia de un canal que tenía esa licencia durante 53 años no se puede decir que no hay cambio. Lo que está tratando de hacer el presidente Chávez es crear un servicio público de televisión.
¿A qué atribuye el ataque desproporcionado contra el gobierno venezolano y contra el presidente Chávez? Hernán Alvarado, Barquisimeto
Hay toda una campaña contra el presidente Chávez porque no se admite que el presidente Chávez haya impulsado una política diferente. Le reprochan consagrar una parte de la riqueza nacional a tratar de elevar el nivel de vida de Venezuela, pero ¿qué hacer con el dinero? ¿colocarlo en los bancos suizos para tener un comportamiento aprobado por la comunidad económica internacional?

Esta campaña parte también del principio de que no se acepta la idea de que el presidente Chávez conciba una política autónoma, soberana, en particular, en el plano internacional. Pero estas campañas no tienen justificación, en Venezuela no hay un detenido político, no hay un periodista que haya desaparecido o que haya sido encarcelado.

Cuéntenos sobre su experiencia al entrevistar al presidente Fidel Castro.
María Meyer, Madrid
El libro se hizo a lo largo de tres años. El primer contacto que tuve con el presidente Fidel Castro con esta intención fue en 2002, y después que aceptó la idea de hacer un trabajo largo, empezamos a trabajar en enero de 2003 y terminamos en diciembre de 2005, y él mismo releyó y corrigió su texto hasta noviembre del 2006.
O sea que hubo varios encuentros
Muchos encuentros. Yo diría que hubo seis períodos de trabajo, a veces de 15 días, a veces de tres o cuatro días y por consiguiente la idea es que hemos pasado juntos, trabajando para el libro, unas cien horas.
¿Qué impresión le produjo Fidel Castro como persona?
Antonio Quesada, Málaga
Quiero decir antes respecto a la pregunta precedente que en ningún momento Fidel Castro dijo "tal tema no quiero que se aborde" o "deme usted la lista de la preguntas".
Segundo, yo le dije que necesitaba acompañarlo algunos días para verlo vivir, estar al lado y verlo cómo era como persona "normal" si se puede decir, y él aceptó y durante 10 días lo acompañé
¿Qué es lo que más le llamó la atención?
Es un personaje curiosamente que es muy impresionante cuando está en sus discursos públicos, pero que es muy tímido y muy respetuoso de todo su entorno, no es en absoluto arrogante, nunca tiene un gesto brutal, nunca eleva la voz.
Sus críticos dirían que no hace falta elevar la voz, porque apenas un gesto es una orden

Claro, sólo se oye su voz cuando él habla, pero por respeto, él no tiene ningún gesto autoritario. Es un hombre que vive con una extraordinaria modestia. He vivido con él, he viajado con él, come lo que comen sus guardaespaldas, vive en una auteridad de monje soldado, muebles muy austeros en su intimidad, come en un rincón de la cocina. Lo que impresiona es ver que es alguien que evidentemente tiene una gran exigencia ética, pero que su comportamiento personal está muy en acorde con esa línea ética.
¿Alguna vez usted le ha preguntado a Fidel Castro cuándo va a hacer elecciones libres donde participen todos los cubanos, como lo hacen en su país?
Antonio Reyes, Miami
La pregunta está en el libro, le he hecho todas las preguntas posibles, ¿qué piensa de que la gente lo considere como un dictador? ¿si no considera que ha permanecido demasiado en el poder? Él tiene repuestas a todas estas preguntas. En gran parte el sistema política cubano ha sido condicionado por la presión constante de EE.UU. El día que EE.UU. deje de mantener el embargo, dejen de asfixiar económicamente a este país pienso que puede haber una serie de cambios.
Le recuerdo al lector que desde 1994 hay una Constitución que prevée elecciones, donde se puede presentar cada ciudadano y no hay que ser miembro del partido. Una de las preguntas que nos podemos hacer es qué pasará en mayo próximo, cuando las elecciones legislativas tengan lugar en Cuba. ¿Se presentará el presidente Castro?
¿Pero cree usted realmente que en un país donde hay según organizaciones unos 200 presos por razones de índole política, donde se ha aplicado la pena de muerte -más recientemente en el 2003 después de lo que muchos han calificado como un juicio prácticamente sumario- cree usted realmente que la gente puede presentarse sin limitaciones cuando ni siquiera puede tener un computador en la casa?

Sí, yo creo que la gente se puede presentar y si usted mira la composición social de los diputados de la Asamblea Nacional se sorprenderá de ver que hay muchos pastores protestantes, algunos sacerdotes, muchos objetores de conciencia, mucha gente que está en contra por principio de la pena de muerte, como yo que soy militante contra la pena de muerte.
Hablamos mucho con el presidente Fidel Castro de la pena de muerte y él mismo dice personalmente que está en contra y que cree que Cuba debe ir hacia la supresión de la pena de muerte. Por consiguiente hay cosas que son más complejas en el sistema cubano de lo que parecen.
En cuanto a lo que él dice sobre, por ejemplo, los presos políticos, cuando usted ve el informe de Amnistía Internacional, el último de 2006, no habla de 200 presos, dice que hay algo así como 51 detenidos políticos. No es el número lo que cuenta, pero es interesante también ver que no son tantos miles. Recordemos por ejemplo que en un país como Egipto, que nadie critica nunca, y que se considera que es un régimen muy moderado, hay 35.000 presos políticos, según la misma Amnistía Internacional.
Pero sí hay presos políticos en Cuba
Sí hay, pero lo que dice Fidel Castro es que ninguno de esos presos está preso por lo que piensa, sino por los actos, y como Cuba está en una relación de agresión con respecto a EE.UU. las personas que ayudan a esta agresión norteamericana con actos, difundiendo material, consiguiendo reuniones en la embajada de EE.UU. etc, ellos consideran que eso es inteligencia con el enemigo, que está en los códigos penales de la mayoría de los países. Yo no digo que esté de acuerdo con esto, porque pienso que los oponentes no violentos no deben estar en la cárcel.
¿Cree usted que debe haber apertura en Cuba?

El problema es que los EE.UU. no han enviado ninguna señal, la administración del Sr. Bush no ha enviado ninguna señal en ese sentido. Al contrario, han hecho proclamaciones prácticamente incitando a la población a sublevarse. No solo eso, han creado una comisión para administrar a Cuba, pero Cuba es un país soberano e independiente. No podemos nosotros en Europa imaginar una potencia que nombrase una especie de gobierno en la sombra de nuestro países, esto es ingerencia en los asuntos internos.
Pero usted, como amante de la libertad, que ha defendido la libertad de la información, ¿estaría usted feliz viviendo en un país de partido único, donde ni siquiera todos tienen la libertad de tener una computadora en la casa?
Hay 192 países y yo estoy feliz viviendo donde vivo. En Cuba, mucha gente tiene computadora y recordemos que hay dos poderosísimas estaciones instaladas en Miami, una de TV y otra de radio, que están emitiendo en permanencia hacia Cuba y que mucha gente en Cuba está informada por la vía de esos dos canales de propaganda.
Yo no creo que el sistema de información en Cuba sea satisfactorio y es una pregunta que le he hecho a Fidel Castro, ¿Cuándo va a haber libertad de información y expresión aquí? Y el contesta de una forma muy clara. Dice: "si usted llama libertad de información a la posibilidad para los enemigos de la revolución de hacer campañas de propaganda aquí, yo le digo que esa libertad de información, por el momento, no la habrá. Cuando los EE.UU. cambien de actitud hacia nosotros, entonces la evolución podrá hacerse quizás".
¿Qué posibilidades de éxito reales cree usted que tiene el intercambio humanitario en mi país con la intermediación del presidente Chávez?
William Salazar Gallego, Bogotá, Colombia
Yo creo que el presidente Chávez ha dado muestra de una gran audacia y originalidad política corriendo un gran riesgo porque todos sabemos que la situación colombiana es bien complicada, es uno de los conflictos más antiguos del mundo y las partes tienen unas posiciones muy firmes. Que el presidente Chávez ponga en la balanza su prestigio en cierta medida para que pueda haber la liberación de los detenidos por las FARC y por el gobierno, esto indica que existe por su parte una voluntad de avanzar. ¿Puede conseguirlo? No se lo puedo decir, no sabemos cómo están avanzando, pero el hecho de que las dos partes hayan aceptado esta mediación es un buen signo.
El presidente Uribe tiene excelentes relaciones personales con el presidente Chávez y las FARC tienen un respeto por el presidente Chávez. Y por consiguiente no creo que ninguna de los partes quiera que el presidente Chávez fracase en esta gestión y podemos esperar realmente que se avance. Con la esperanza de que si se avanza en el plano humanitario quizás se pueda avanzar hacia un acuerdo humanitario.
Hablemos a nivel personal, ¿cómo comenzó usted a identificarse con la izquierda?

Soy español, mi padre participó en la guerra de España, mis padres fueron víctimas del franquismo y yo me he criado en Marruecos, en Tánger, que era una ciudad internacional y en el momento en Marruecos, vivía su descolonización. Cuando yo era pequeño viví con mis compañeros de la calle, vivimos en zonas muy humildes, la descolonización, que ha sido un momento muy importante en la historia del siglo XX. La guerra de Argelia, por ejemplo, tuvo una importancia muy grande en la formación política de mi generación.
La izquierda está en mi historial desde hace mucho tiempo, pero no es una izquierda caprichosa, sino muy racional. Es la idea de que no podemos seguir viviendo en un mundo donde más de la mitad de la humanidad vive en la miseria. Esto no es soportable.
Pero muchos dirían que mientras usted defiende la izquierda en América Latina, donde usted vive, en Francia, la gente no vota la izquierda, ahora está Sarkozy en el poder
Son cosas que ocurren. En Francia, 47% de los electores han votado a una candidata de izquierda. Y el presidente Sarkozy lo primero que ha hecho es llevarse a toda una serie de ministros de izquierda para componer un gobierno más equilibrado.
¿Cree usted realmente que, como se decía en el Foro Social de Porto Alegre, "otro mundo es posible"?
Magdalena Valdez, Caracas, Venezuela

Yo soy el creador de esa frase y uno de los creadores del Foro Social Mundial y hemos querido crear este foro porque creemos que otro mundo es posible. Hay que conseguirlo sin violencia, de una manera pacífica y política, mediante las urnas, pero lo que sí pensamos es que el mundo tal como está funcionando no puede ser satisfactorio. Lo que está ocurriendo en América Latina es muy esperanzador. Los procesos tanto venezolano, como boliviano, como ecuatoriano, nicaragüense, brasileño, uruguayo, argentino etc. Todas estas poblaciones que han votado por gobiernos de cambio.
Ahora vamos a celebrar dentro de dos años el bicentenario de la independencia de América Latina. Es la primera vez en dos siglos que hay gobiernos que tienen esas características y que pueden gobernar sin ser derrocados por golpes de estado o intervenciones militares. Es una gran esperanza.
¿Cómo le gustaría a Ignacio Ramonet ser recordado?
Ser recordado por todos mis libros, sobre la comunicación, la manipulación de mentes, mis libros políticos y mis libros de conversaciones con Fidel Castro y con el subcomandante Marcos.

BBC